Solo una entrada de prueba

El nuevo marco supone pocos cambios, por ejemplo, en Catalunya, donde desde julio rige un decreto de la Generalitat que fija la obligatoriedad del cubrebocas «en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público, con independencia del mantenimiento de la distancia física interpersonal de seguridad». Aunque las zonas de baño eran un excepción que ha dejado de serlo. La vulneración puede comportar una denuncia administrativa y multas de hasta 100 euros.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.